Publicado el

Pasta una solución práctica y saludable para tu familia

pasta ravioles ñoquis jamón y eso

 

¡Chau frío! Al parecer el invierno se fue y llega el tiempo de comer sano pensando en prepararse para sentirse saludable especialmente en el verano. En ese camino queremos hablarte sobre la importancia de incluir la pasta en tus comidas.

En general, la pasta es una buena fuente de energía y uno de los pilares de las dietas mediterráneas. Además es de los alimentos más equilibrados en el mundo.

A veces cuando pensamos en comida saludable se nos viene a la mente un plato sin sabor a nada en particular, y no se trata de eso, sino de comer de forma inteligente y balanceada nutrientes como las proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.

Investigadores de Canadá analizaron la influencia de la pasta en la pérdida de peso. Realizaron este estudio con un grupo de personas que tomaron una media de 3.3 porciones de pasta por semana en lugar de otros carbohidratos. Los resultados mostraron que estas personas lograban perder peso. ¿Cuál era la razón? La pasta, a diferencia de los carbohidratos refinados, tiene un índice glucémico más bajo y por tanto, genera menores niveles de azúcar en sangre.

5 Razones para no dejar de comer pasta en casa

no hacer con la pasta

  1. Porque es una fuente de energía saludable. Son nutrientes esenciales para nuestro organismo y nos aportan la energía necesaria para mantener el ritmo de actividad diario y al sistema nervioso en perfecto rendimiento.
  2. Porque no tiene grasas y es rica en fibra. Especialmente la pasta integral. Una porción de pasta es baja en grasa, colesterol y sal.
  3. Porque es un plato muy versátil. La pasta puede acompañarse de múltiples ingredientes ricos en fibra o proteína. Desde legumbres o verduras que hacen al plato más equilibrado, a carne o pescado. Además, si la cocinas “al dente” se metaboliza más lentamente y prolonga la sensación de saciedad.
  4. Porque ayuda a prevenir enfermedades. Al formar parte de la dieta mediterránea, los expertos aseguran que contribuyen a mejorar nuestro estado de salud reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares o protegiendo frente a la diabetes.
  5. Porque ayuda a mejorar el rendimiento durante la actividad física. Nuestro organismo utiliza los carbohidratos para obtener glucosa, indispensable para que el cuerpo funcione con normalidad y cuente con la energía necesaria.

Los 4 errores más comunes al preparar pasta en casa

  1. Utilizar una olla demasiado pequeña: Este es probablemente el error más común al cocinar pasta. Quizás porque no tenes una cacerola lo suficientemente grande, o porque simplemente no quieres llenar una olla grande y esperar a que el agua hierva. El problema es que cocinar pasta en una olla pequeña significa que no habrá suficiente agua para cocinar, y el resultado será una pasta desagradablemente pegajosa. Así que a menos que estés cocinando una sola porción de pasta, llena una olla grande con 5-6 litros de agua por kilo de pasta. La pasta necesita espacio para moverse con el fin de cocinarse adecuadamente y con la textura perfecta. 
  2. Agregar la pasta antes que el agua haya hervido: Este es un error frecuente entre los ansiosos. La pasta tiene que cocinarse, sí o sí, en agua hirviendo. Como mencionamos anteriormente, si la pasta se cocina en agua que no está lo suficientemente caliente, puede quedar pegajosa. Así que deja que el agua hierva antes de añadir la pasta. 
  3. Añadir aceite al agua: Esta es una gran controversia en el mundo de la pasta. Muchos cocineros añaden aceite al agua de cocción, incluyendo algunos chefs famosos. La idea es que el aceite evitará que los fideos se peguen entre sí. Sin embargo, si utilizas suficiente agua para cocinar y revuelves la pasta a menudo mientras se cocina, no se pegará. Por otro lado, si añades aceite al agua la pasta quedará resbaladiza, y luego la salsa no se adherirá a los fideos. En conclusión, si cocinas la pasta correctamente no necesitas añadir aceite. 
  4. No revolver la pasta: Tan pronto como agregas la pasta al agua, revuelve con pinzas largas o una cuchara de madera. Haz esto con frecuencia mientras cocinas la pasta, porque revolver evitará que la pasta se pegue.

Cuando logras evitar todos los errores que la mayoría comete al cocinar pasta, puedes disfrutar de todo el sabor y la textura de este versátil alimento. Ahora que conoces todos los trucos para preparar la pasta perfecta y si aún no te habíamos convencido, acá te dejamos Y si ya te hemos convencido, aquí tenes cuatro recetas saludables, deliciosas y súper fáciles para hacer salsas y comer pasta sin remordimientos.

4 recetas de salsas para pasta

Alla Trapanese

Alla Trapanese

Una receta de la gastronomía de Sicilia, más exactamente de la región de Trapani

Ingredientes:

  • 6 tomates maduros pelados y sin semillas
  • 1 diente de ajo
  • 40 gr de almendras
  • 40 gr de pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta
  • Un puñado de hojas de albahaca fresca

Elaboración:

Tostar y pelar las almendras. Picar finamente; reservar. Picar los tomates y aplastarlos en un mortero con sal, la albahaca, pimienta y el diente de ajo. Se trabajan todos los ingredientes y cuando la salsa esté bien ligada se agrega el aceite de oliva, se sigue trabajando un poco más y finalmente se añaden las almendras picadas. Mientras se cocina la pasta, en una sartén antiadherente doramos el pan rallado sin añadir aceite.

Para servir:

Aderezar la pasta con el pesto de tomates y almendras. Espolvorear con el pan rallado y servir calentito.


Salsa mediterránea

Salsa mediterránea

Ingredientes:

Para acompañar una pasta rellena con ricota o pasta seca.

Elaboración: Picar los ajos. Cortar los tomates en cubitos. Llevar una sartén al fuego con el aceite de oliva, sumar el ajo picado y antes que se dore agregar los cubitos de tomate. Saltear y salpimentar. Agregar la albahaca cortada en tiritas finas y mezclar.

Servir sobre la pasta y rociar con unas gotas de aceite de oliva en crudo.

NOTA: Se puede agregar aceitunas, alcaparras o anchoas.


Salsa de espinacas

salsa espinacas

Esta receta se trata de una salsa muy suave para acompañar un plato de espagueti o cualquier otro tipo de pasta.

Ingredientes:

  • 1 atado de espinaca
  • ½ cebolla
  • 1 taza de crema de leche
  • Sal y pimienta, a gusto
  • 4 cucharadas de queso rallado

Elaboración:

Lavar bien, hervir y escurrir bien las espinacas. Aparte, en una ollita dorar en un poco de aceite de oliva la cebolla bien picada. Condimentar a gusto con sal, pimienta, nuez moscada o los condimentos que más les gusten. Incorporar la espinaca ya picada y rehogar. Llevar la preparación a la procesadora y triturar bien (se puede utilizar un mixer también). Volver luego la preparación a la ollita, añadir la crema de leche y el queso rallado. Revolver bien y rectificar los sabores. Servir sobre la pasta.

NOTA: Si queda muy líquida se puede espesar con maicena.


Salsa griega

Salsa griega

Ideal para acompañar pastas, arroz o carne.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 1 morrón rojo
  • 1 morrón verde
  • 2 tomates
  • 1 cebolla grande
  • 1 cubo de caldo
  • Aceite de oliva, a gusto
  • Laurel
  • Sal y pimienta a gusto

Elaboración

Cortar todas la verduras (las berenjenas sin pelar) en cubos no muy pequeños. Colocar todo junto en una cacerola o sartén honda. Incorporar los condimentos, agregar el cubo de caldo en trocitos, aceite de oliva y cubrir los vegetales con agua. Dejar hervir hasta que el agua se consuma a la mitad y se obtenga una salsa homogénea. Servir sobre la pasta, carne o arroz.

Te recordamos que en Jamón y Eso tenemos la pasta congelada más rica, ideal para combinar con estas recetas. Podes elegir entre ravioles de verdura, de ricota o de jamón y pollo. Todos vienen en presentación de 1 o de 3 kilos. También podes llevarte ñoquis que también vienen en presentación de 1 o 3 kilos.

También vas a encontrar en nuestra tienda productos de calidad (champiñones, jamón, parmesano, aceitunas, etc) para elaborar cualquiera de estas salsas ideales para acompañar la pasta que prepares para tu familia o amigos